En Familia / padres

¿Los niños deben dormir con sus padres?

 

Existen muchas opiniones y estudios al respecto. Dentro de ellos, se dividen varias vertientes con razonamientos y fundamentos diversos. ¿Es correcto o no que los niños pasen las noches con sus padres? ¿Eso puede afectar la relación de pareja si se extiende en el tiempo?

 

3 beneficios de realizar esta práctica

1 | Otorga mayor tranquilidad

 

Cuando un niño recién nace, es normal que tanto el padre como la madre se sientan más seguros si lo tienen cerca. Así, será más fácil sentirlo si llora y atenderlo si llega a necesitar algo.

 

2 | La mamá lo puede alimentar mejor

 

Es tarea imprescindible de la madre alimentar al recién nacido. Ya que lo debe hacer cada períodos de tiempo cortos, es más cómodo para ella no tener que despertarse, levantarse e ir a la habitación de al lado para de mamar.

 

3 | Se refuerza el vínculo entre los miembros de la familia

 

El permanecer en contacto durante las noches, no sólo beneficia el cuidado del niño, sino también la relación entre todos. Por medio del contacto físico, el pequeño empieza a sentir confianza con sus padres y a reconocerlos como personas en las que puede sentirse protegido y cuidado.

 

3 desventajas de hacer que los niños duerman con sus papás

 

1 | Pérdida del espacio propio

 

Si esta práctica se prolonga por mucho tiempo, el niño no aprenderá a que debe comenzar a desprenderse de sus padres. En el caso de los adultos, puede verse perjudicada su relación como pareja ya que el centro de atención será el nuevo miembro de la familia, dejando en segundo plano el vínculo amoroso.

 

2 | Los padres tienen un mal descanso

 

Por más que lo intenten, a veces no logran dormir bien. Los pequeños suelen moverse mucho provocando que los padres de despierten en más de una oportunidad por la noche.

 

3 | Se puede transformar en una mala costumbre

 

Si tienen varios hijos y han dejado que duerman en su cama por mucho tiempo, puede ocurrir que al ser más grande, de vez en cuando deseen volver a dormir con los padres. ¡Será imposible que varios niños y sus padres duerman juntos!

 

4 | Los adultos pueden tener dolores musculares

 

Buscando darle espacio al niño, suelen hacerle espacio para que esté cómodo, olvidándose de ellos mismo. Son muchos las mamás y papás que amanecen con contracturas y molestias debido a haber descansado mal.