En Familia / padres

La evolución de los padres

El perfil de los padres actuales es muy distinto del de antaño. Aunque algunos piensan que son las mamás principalmente las que continúan encargándose de tareas asociadas a la crianza, hoy los papás tienen un rol más activo y comprometido.

Este cambio en los viejos paradigmas es prometedor, ya que ambos tienen mucho que aportar en la formación de un niño. Hoy, la responsabilidad es compartida y la pareja se implica de manera conjunta en la aventura de criar, una que nos invita a replantear las antiguas concepciones de crianza desde una postura mucho más positiva, familiar e íntegra.

El cambio está en el aire

Craig Garfield pertenece a la Escuela de Medicina de la Universidad Northwestern y dio a conocer su opinión en un estudio publicado por la revista Pediatrics a través de la expresión “el cambio está en el aire”: hoy día los hombres buscan una forma de equilibrar trabajo y hogar, entendiendo que su presencia es un factor indispensable para la vida en familia.

Desde una visión más concreta, se puede afirmar que los estereotipos de hombre proveedor y mujer encargada de labores domésticas se están reivindicando. Los padres actuales entienden que las mamás también desean desarrollarse profesionalmente y están empezando a asumir y disfrutar su responsabilidad en la crianza.

El beneficio se siente en los hijos y la vida familiar

La participación de los papás en el cuidado de los hijos es muy beneficiosa tanto para los unos como los otros. De acuerdo con estudios que datan de 2006, la comunicación papá-hijo es muy importante en el desarrollo del lenguaje. Por otro lado, si ambos comparten actividades lúdicas, el resultado será una mejor salud mental del niño y menos riesgo de padecer depresión en la adolescencia.

Con todo, lo fundamental se sigue centrando en lo más simple: que los padres sean partícipes del crecimiento y desarrollo de sus hijos y  vivir en conjunto esta maravillosa aventura en pareja.